Recordamos al ex presidente del Real Murcia, Francisco Cobacho Pedreño, en el 50 aniversario de su fallecimiento

19 noviembre 2019, 11:05

Recordamos al ex presidente del Real Murcia, Francisco Cobacho Pedreño, en el 50 aniversario de su fallecimiento

 

Francisco Cobacho Pedreño falleció el 15 de noviembre de 1969 siendo presidente del Real Murcia. Este mes se cumple el 50 aniversario de su muerte y desde la web oficial del club queremos poner en valor su trabajo en la casa grana.

Cobacho Pedreño formó parte de la directiva que presidía Manuel Medina, llegando a ser vicepresidente. Tras la dimisión de Medina Bardón el 7 de mayo de 1968, fue presidente accidental hasta que el 27 de junio su candidatura fue la elegida por los socios murcianistas.

Bajo su mandato el equipo acabó en octava posición en la Segunda División. En noviembre de 1969 una dolencia cardíaca que no pudo superar le quitó la vida y tiñó de tristeza al murcianismo. Más de 2000 personas le despidieron en la casa mortuoria en la plaza de la Iglesia algezareña. Días más tarde, en su funeral, celebrado en la catedral el 24 de noviembre de 1969, la afición del Real Murcia le despidió con hondo respeto de manera multitudinaria.

Cobacho fue un presidente con capacidad ejecutiva en la parcela deportiva, ya la ejerció como vicepresidente viajando por toda España para ver a jugadores y ficharlos, y formó una directiva con asesores jurídicos y financieros que dieron mayor recorrido al órgano rector murcianista.

Tan querido fue Cobacho que la deuda que el club mantenía con su familia, fue algo aliviada entre todos los murcianistas gracias a donaciones de todo tipo, desde las donaciones privadas como las de un conocido notario de la ciudad (José Luis Fernández Tomás) hasta las taquillas que el club puso a disposición de la familia a través de la iniciativa sugerida por el periodista Antonio Aullón en los micrófonos de Radio Popular.

Natural de Los Garres (02-10-1921), Cobacho fue alcalde pedáneo de Algezares antes de su etapa como directivo pimentonero, además desempeñó labores en varios cargos de la Unión Territorial de Cooperativas del Campo de Murcia, promovió la construcción de viviendas sociales en Algezares (Casas Nuevas) y fue uno de los mayores defensores de los valores huertanos en la sociedad murciana (impulsor del Bando de la Huerta). Fue padre de cinco hijos fruto de su matrimonio con Purificación Gómez. Fue diputado provincial y ostentó diversos cargos importantes en el Ayuntamiento de Murcia, llegando a ser Teniente de Alcalde.

En el paraje de Las Terreras lleva su nombre el colegio público de dicha zona de Algezares. Su hijo José Antonio fue condecorado por el Real Murcia con la insignia de oro y brillantes en diciembre de 2016 y su nieto Francisco es actualmente consejero del club desde que accedió a la directiva en noviembre de 2018. La familia Cobacho ha aportado muchas horas de esfuerzo altruista, entusiasmo y trabajo al escudo de las siete coronas.