Sólo podía quedar uno

30 diciembre 2016, 14:32

Sólo podía quedar uno

Concluyó la IV edición de la Batalla de Porteros que organiza la Fundación del Real Murcia. Los participantes han competido desde las 10:00 de la mañana en el Campus de Espinardo para demostrar sus habilidades. No sólo hay que parar. Hay que ser ágil, rápido y también golear a tu oponente. Un duelo tras otro en el que sólo puede quedar uno.

Los inscritos se dividieron por categorías: Debutantes, Prebenjamines, Benjamines, Alevines, Infantilles y Cadetes para competir en la máxima igualdad de condiciones. La Batalla de Porteros de la Fundación del Real Murcia es una actividad abierta para todos aquellos niños de la Región que deseen participar y así se comprueba cuando conocemos a los ganadores:

En categoría DEBUTANTE el triunfo recayó en Cristian Montesinos, futbolista del Mar Menor.

En categoría PREBENJAMÍN se alzó con el trofeo de campeón Javier Lozano, un niño al que le gusta el fútbol, pero que aún no está en ninguna escual deportiva.

En categoría BENJAMÍN, Alejandro Marcos de El Ranero, logró ser el mejor.

En categoría ALEVÍN el premio fue para Sergio Martínez del Alevín A del Real Murcia.

En categoría INFANTIL el triunfo fue para Fernando Montoya del Infantil A del Real Murcia.

En categoría CADETE la victoria final cayó en manos de Manuel Gallego de nuestro Cadete Académico.

El portero de la primera plantilla, Diego Rivas, acudió tras la sesión de entrenamiento hasta el Campus de Espinardo, para participar en la entrega de obsquios y trofeos.

¡Enhorabuena a los ganadores! y Gracias a todos los participantes por haber hecho posible una mañana de diversión en torno a un balón.